Hoy venimos a contarte todo lo que necesitas saber para los cuidados de tu orquídea. Las orquídeas son una de las plantas más hermosas que hay por la belleza de su flor , sin embargo necesitan de unos cuidados específicos que debes conocer si estás pensando en regalar una orquídea o tienes una ya en casa.

Antes de nada, vamos a hacer las presentaciones como se merece esta bonita planta. Su nombre científico es Orchidaceaes, pero todos la conocemos como orquídea, existen muchos géneros de orquídeas, siendo la phalaenopsis, la más común de todas ellas. Originariamente la orquídea proviene de piases tropicales, pero como muchas otras plantas, se ha ido moviendo por muchos lugares sufriendo cambios y adaptándose , y actualmente la podemos encontrar por todo el mundo.




RIEGO PARA LAS ORQUIDEAS

Las orquídeas como hemos comentado son plantas tropicales, por lo que debemos tratar de mantenerlas en un entorno similar. Tienen tendencia a la deshidratación, pero si nos fijamos en sus raíces, de ahí que lo suyo sea tenerla en una maceta transparente, te irá dando pistas de sus necesidades de hidratación. Cuando veas que sus raíces comienzan a ponerse un poco blancas, es que está necesitada de agua. A la orquídea, como al resto de plantas, hay que vigilar que no nos pasemos con el riego y tenga agua en exceso, porque eso es letal para sus raíces, y terminaran por pudrirse. ¿Lo mejor para regarlas? Sumergirlas en agua un rato, unos 10-15 minutos serán suficientes pero eso sí, sin que el agua llegue a entrar por la parte superior de la maceta y drenar el exceso de agua para evitar que las raíces se pudran.

También si quieres asegurarte de que tu orquídea se mantiene húmeda entre riego y riego, puedes poner en la base del plato un poco de gravilla y agua, pero ojo con las raíces, evita que estén en contacto continuo con el agua.

SI QUIERES QUE TU ORQUÍDEA SOBREVIVA EN EL TIEMPO

Coloca la orquídea en un lugar luminosa de la casa sin que reciba la luz directamente. Lo ideal es cerca de las ventanas, para que reciba la luz natural que necesita.

Utiliza macetas transparentes que te ayuden a visualizar el estado de sus raíces, además de que puedan recibir mejor la luz . Si tu orquídea no recibe la suficiente luz, cuando llegue el momento de su floración en primavera sus flores no florecerán, así que ya sabes que el lugar donde la coloques es fundamental para su salud.

Cuando las flores de tus orquídeas caigan, es importante que cortes los tallos, para que las flores puedan florecer de nuevo. 

La humedad es un factor fundamental para tus plantas, y en concreto para tu orquídea. Lo ideal es que agrupes todas tus plantas en un mismo sitio, para crear un microclima y ayudarlas a mantener un nivel de humedad adecuado. Si además puedes hacerlo de forma escalonada con algún mueble adecuado para ello, mejor que mejor. Y no te olvides de vaporizar de cuando en cuando.

Si te ha gustado el contenido, ya sabes, compártelo y ayuda a que otras orquídeas también sobrevivan largo tiempo. Y si quieres puedes dejarnos un comentario si crees que hay algún otro tip que ayudará al cuidado de las orquídeas.

Comments (0)